Post Image

Llega la esperada fecha. El festival de Eurovisión de este año 2018 arrancó anoche con su primera semifinal, en la que Irlanda nos sorprendió al clasificarse por primera vez en cinco años y además destacando en el ranking. La lista de los primeros clasificados incluye a Austria, Estonia, Lituania, República Checa, Bulgaria, Albania y Finlandia.

Chipre e Israel, favoritas en las apuestas y representadas por Eleni Foureira (@foureira) con su canción Fuego y Netta Barzilai (@nettabarzi) con Toy respectivamente, obtuvieron su pase directo a la gran final del sábado uniéndose así a los otros seis países que ya aguardan: España, Italia, Alemania, Francia, Reino Unido y Portugal. Los cinco primeros cuentan cada año con su entrada directa a la final por ser miembros del Big 5, el grupo de países fundadores del festival.

Esta 63ª edición se celebra en Lisboa, como ya sabemos, gracias a la victoria el pasado año de Salvador Sobral con su emotivo tema Amar pelos dois (amar por los dos), que sobrecogió tanto al público como a los jueces e incluso a los periodistas. El cantante, que se retiró de los escenarios a finales del pasado año debido a un grave problema de corazón, se ha convertido en todo un héroe nacional.

Parece ser que esta gala está enmarcada por la luz y los efectos en la mayoría de las actuaciones, elementos que han contrariado la célebre frase del mismo Salvador Sobral convertida en bandera de la organización portuguesa: Music is not fireworks, music is feeling (los fuegos artificiales no son música, la música es sentimiento). Pero poca simplicidad ha tenido esta primera semifinal, en la que los aplausos del público han demostrado que estos despliegues han gustado y mucho, aunque Irlanda, el país que más veces ha ganado el festival, regresa con una propuesta íntima. Especialmente atronadoras han sido las reacciones ante Chipre e Israel, que han hecho uso de escenografía asiática y fuego.

 

 

En lo que respecta a España, a punto ha estado de costarle un disgusto a la delegación española la filtración de un vídeo y fotografías que hacían pública la actuación de Amaia y Alfred en el ensayo de la primera semifinal del festival. La responsable del error ha sido Brisa Fenoy, la compositora de Lo malo que ejerce como juez profesional del certamen, aunque finalmente no ha habido consecuencias graves y todo sigue adelante según lo previsto.

Amaia y Alfred pudieron observar muy de cerca a sus rivales. Una de las presentadoras le preguntó a Alfred si su relación con Amaia era estrictamente profesional, a lo que él contestó: Si me dieran dinero cada vez que me hacen esa pregunta sería millonario. Para rematar, la presentadora les pidió que se dieran un beso, petición que no tuvo éxito y a la que Alfred añadió: nuestro amor es mucho más que un simple beso. Los dos jóvenes también homenajearon a Massiel entonando la melodía de Tu canción con la simple letra de la emblemática canción ganadora de Eurovisión en 1968, La, la, la.

No sabemos qué pasará el sábado, pero sea cual sea el resultado estaremos en primera línea para contaros todos los detalles.